viernes, 12 de octubre de 2012

Vuela.

Sábado tarde, espero a que en mi móvil se encienda la lucecita roja parpadeante y empiece a sonar Champagne Supernova de Oasis. Tardes de aburrimiento sola en casa que te hacen reflexionar sobre absolutamente todo el contexto de tu vida. Rectifico, estas tardes de desconexión al final acaban siendo de todo menos aburridas, música a todo volumen y en ropa interior cuando no toca probar la de todo armario (incluido ajenos) y combinaciones extravagantes de maquillaje. Fotos haciendo el estúpido y bailar descalza por toda la casa, sentirte en la cima del mundo. Saltar, girar, simplemente desahogarte de todo, problemas, injusticias, odios, gentuza... Ser tu misma por una vez, reflexionar sobre sueños de futuro y posibles caminos para llegar a ellos. Salir a correr y ver como pisada a pisada todo pierde importancia, notar como el aire acaricia tu cara y te peina el pelo. Correr aún más rápido, sentirte libre... y entonces escuchas:
How many special people change?
How many lives are living strange?
Where were you while we were getting high?
Slowly walking down the hall
Faster than a cannonball
Where were you while we were getting high?
Someday you will find me
Caught beneath the landslide
In a champagne supernova in the sky
Vuelve la frustación, la apatía y todos los demás pensamientos por detrás, estos se acumulan y llenan tu mente de nuevo impidiéndote volar.