sábado, 6 de octubre de 2012

Sin sentido.

Un día más  me encuentro aqui delante de la pantalla tecleando una sucesión de letras con sentido para unos, sin sentido para otros. Como muchos de vosotros soy una adolescente frustada que solo busca su lugar en el mundo o simplemente una aceptación.
Debo admitir que no soy una persona fácil de llevar, mucho carácter, manias personales... solo escribo por deasahogo en este lugar que yo misma cariñosamente he apodado como mi rincón, una escapatoria a esta sucesión de segundos.
Mi vida: unos la ven rosa, yo la veo en un abanico de colores. Todo depende de las gafas que lleve puestas cada día, ahora mismo
grisaceas, reflejan frustración e indecision. Sin duda no soy una de esas chicas que son capaces de prestarse por una noche, aunque debo admitir que alguna vez lo he hecho, busco una historia que escribir, una dulce con matices picantes que me deje sin aliento con ganas de más y noches que recordar. Algo deseado no forzado, algo que surja de la nada y que continue con un let it be y un across de universe. Algo real, aunque sea como el viento y no se pueda tocar. Ese algo que un desconocido que camina sobre la Tierra al mismo tiempo que yo pero en un lugar difente un día me ofrecerá. Ese algo que está escrito en un destino que ninguno de nosotros puede elegir, pero si compartir de manera predestinada.